Artículo aceptado para publicar en Index de Enfermería

22 abril, 2016

Título: La comunicación de crisis en errores sanitarios: reflexiones sobre las estrategias institucionales

Autor: Manuel-Ángel Calvo-Calvo

Localización: en prensa


Artículo original publicado en Texto & Contexto de Enfermagem

7 octubre, 2014

Calvo-Calvo, M. A. (2014). Estereotipos y sesgos sexistas asociados al modelo de mujer enfermera en la comunicación publicitaria (Sexist stereotypes and biases associated with the female nursing model in advertising communication)
Revista Texto & Contexto Enfermagem, Jul-Sep., 23 (3): 530-7.

http://dx.doi.org/10.1590/0104-07072014004120012

Enlace a texto completo en inglés: http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0104-07072014000300530&lng=en&nrm=iso&tlng=en

Enlace a texto completo en español: http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0104-07072014000300530&lng=en&nrm=iso&tlng=es


Artículo original publicado en la Revista Dynamis: Acta Hispanica ad Medicinae Scientiarumque Historiam Illustrandam

25 septiembre, 2014

11 septiembre, 2014
Calvo-Calvo, M. A. (2014). La reacción de los practicantes en Medicina y Cirugía frente a la creación del título de Enfermera en 1915 (The 1915 creation of the degree and course of study in Nursing and the reaction of Medical and Surgical practitioners)
Revista Dynamis, 34 (2): 425-446.
http://dx.doi.org/10.4321/S0211-95362014000200008
Enlace a texto completo: http://www.raco.cat/index.php/Dynamis/article/view/280745/368423
Factor de Impacto 2012 de Dynamis: 0,125
Posición: 50/58 (Q4, History and Philoshpy of Science)
Fuente: ©2013 Thomson Reuters, Journal Citation Reports®
SJR 2012: 0,119
Posición: 32/50 (Q3, History and Philoshpy of Science)
Fuente: ©2012 Scimago Research Group, Data Source: Scopus®


Artículo original publicado en la Revista Española de Documentación Científica

10 diciembre, 2013

Calvo-Calvo, M. A. (2014). Calidad y características de los sitios web de los hospitales españoles de gran tamaño. Revista Española de Documentación Científica, 37(1):e032. doi: http://dx.doi.org/10.3989/redc.2014.1.1049

Enlace a texto completo: http://redc.revistas.csic.es/index.php/redc/article/view/835/1069

Factor de Impacto 2013 (2 años): 0,717
Factor de Impacto 2013 (5 años): 0,879
Posición: 40/83 (Q2, Ciencias de la Información y Biblioteconomía)
Fuente: ©2014 Thomson ReutersJournal Citation Reports®

Eigenfactor / Percentil 2011: 0,000284/ 12
Influencia de artículo/ Percentil 2011: 0,2179 / 25
Categoría Eigenfactor: CIencias de la Información
Fuente: © 2012 University of Washington eigenFACTOR®

SJR 2013: 0,385
Posición: 90/205 (Q2, Ciencias de la Información y Biblioteconomía)
Fuente: ©2013 Scimago Research Group, Data Source: Scopus®


Artículo publicado en Revista de la Fundación Educación Médica (FEM) 2013; 16 (3): 137-144: “Características de la formación continuada en comunicación científica impartida a profesionales de la salud”. Autor: Manuel-Ángel Calvo-Calvo

14 noviembre, 2013

Resumen

Introducción: La trascendencia de los nuevos conocimientos sobre salud y la enfermedad obligan a médicos, enfermeros y otros profesionales sanitarios, a saber comunicarlos adecuadamente a la comunidad científica y a la opinión pública. El objetivo de este trabajo fue conocer las características del Programa de Formación en Comunicación Científica impartido a profesionales de la salud entre 2001 y 2011.

Material y Métodos: Se realizó un estudio observacional, transversal, descriptivo y retrospectivo en el que se cuantificaron y analizaron los contenidos lectivos teóricos y prácticos de todas las ediciones que se han desarrollado de dicho programa, desde 2001 a 2011.

Resultados y conclusiones: En ese periodo se han realizado 19 ediciones del programa de formación, en las que se han impartido 247,25 horas lectivas teóricas y prácticas de formación en comunicación científica, y se ha instruido a 890 profesionales de la salud, mayoritariamente enfermeras. El contenido lectivo del programa se estructuró en cinco áreas: Introducción a la comunicación científica, Escritura científica, Comunicación oral, Elaboración de presentaciones audiovisuales, y Comunicación en formato póster. Casi la mitad de la carga lectiva del programa se empleó en formar para publicar artículos científicos y el resto, en instruir para comunicar la ciencia en reuniones científicas. Además, desde 2008 se incluyó formación para afrontar el reto de desarrollar la alfabetización mediática de los profesionales sanitarios. Por la demanda de formación y la importancia de comunicar la ciencia, debería ofertarse formación en comunicación científica en grado y postgrado, y dedicar más contenidos a la alfabetización mediática.

Palabras clave: Formación continuada; Comunicación científica; Divulgación científica; Profesionales de la salud.

http://www.educmed.net/sec/verRevista.php?id=34768a1143a6721514488#


Artículo publicado en Revista Evidentia 2012; abr-jun; 9(38): “Actividad de la matrona ante el ingreso y alta hospitalaria de la gestante de bajo riesgo”. Autores: Mª Cecilia Ruiz Ferrón, Manuel Ángel Calvo-Calvo, Gada Hanna Rubio

14 enero, 2013

Enlace

http://www.index-f.com/evidentia/n38/ev7783r.php


Comunicación oral presentada al XIII Congreso Nacional y VIII Internacional de Historia de la Enfermería. [Madrid (España). 22 al 24 de noviembre de 2012]: “La reacción de los colegios oficiales españoles de practicantes a la creación de la enfermera titulada en 1927”. Autor: Manuel Ángel Calvo-Calvo

14 enero, 2013

Resumen

Introducción: La relación entre practicantes y enfermeras fue conflictiva desde que el 15 de mayo de 1915 se crearon los estudios de enfermera, pues los practicantes mostraron su rechazo a la nueva figura de la enfermera. La Real Orden de 24 de febrero de 1927, publicada al día siguiente en la Gaceta de Madrid nº 140 –antiguo Boletín Oficial del estado-, afectaba a la titulación de enfermera y por ende, a los practicantes. Por ello, el objetivo de este trabajo fue conocer la reacción de los colegios oficiales de Practicantes en Medicina y Cirugía a la Real orden de 24 de febrero de 1927 del Gobierno de España, que exigía el título oficial de enfermera para poder ejercer como tal.

Metodología: se realizó una búsqueda de las revistas de los colegios de Practicantes de España existentes en la fecha de publicación de la Real orden fuentes hemerográficas en la Biblioteca Virtual de Prensa Histórica (BVPH) a través de Internet (http://prensahistorica.mcu.es/es/consulta/busqueda.cmd) y presencialmente en la Hemeroteca Municipal de Sevilla. Con esos criterios, en la BVPH se encontraron ejemplares de las revistas mensuales El Practicante Salmantino y El Practicante Toledano. De la primera revista se seleccionaron textos del ejemplar nº 15 de marzo de 1927, y de la segunda revista, textos de los números 69, 70 y 71 correspondientes a los meses de marzo, abril y mayo de 1927. De esos textos seleccionados se realizó un análisis de contenido de carácter descriptivo e inferencial.

Resultados y discusión: La Real orden de 24 de febrero de 1927, obligaba a todas las enfermeras a poseer el título oficial para poder ejercer como tal en cualquier institución sanitaria. Los practicantes entienden que en ese momento surge oficialmente la enfermera titulada y profesional porque esa Real orden crea “definitivamente el cuerpo (de enfermeras), le da carácter oficial y las llama tituladas” y además las facultaba para hacer todo lo que hacían los practicantes menos asistir partos, lo cual era una amenaza laboral y profesional para los practicantes, por una supuesta competencia desleal. Para impedir que esa “competencia” e “intrusismo” de las enfermeras quedara legalizada por la Real orden, la Federación Nacional de Colegios de Practicantes (FNCP), que representaba a los “más de seis mil practicantes” existentes entonces en España, reaccionó contra esa orden publicando circulares informativas en las revistas de los colegios provinciales de Practicantes de España. Ellos pedían que se derogase la Real orden o, en su defecto, que al crearse la carrera oficial de enfermera se puntualice con exactitud el límite de sus atribuciones, y que estas atribuciones no se confundan con las que están asignadas a la carrera de Practicante, por el temor de que la creación de la enfermera titulada pudiera determinar un dualismo profesional, en el que el practicante habría de compartir con la nueva profesional su campo de actuación. Justificaban que la consecuencia de ese dualismo o asunción por las enfermeras de las funciones de los practicantes, fuese la desaparición de la carrera de practicante porque éste debía cursar tres años de grado Elemental de Bachiller, y dos de Facultad y para igual funciones la enfermera accedían a su título simplemente con un certificado de aptitud a un examen ante un Tribunal. Otra de las razones de rechazo de los practicantes a la figura de la enfermera titulada fue el creer innecesario la implantación de la nueva profesión sanitaria pues para la función auxiliar del médico existía en España una carrera de orden secundario y oficialmente titulada por la Universidad, que es la de Practicante de Medicina y Cirugía, y a ella podían acceder las mujeres. Para los practicantes, ellos eran el auxiliar técnico y la enfermera el auxiliar mecánico, con la misión de ejecutar cuantos cuidados requiera el paciente, quedando reservada para ellos la asistencia técnica auxiliar al médico. Además, para mostrar la oposición de los practicantes a la Real orden, la FNCP pidió que los colegios provinciales y todos los practicantes individualmente remitiesen telegramas al presidente del Gobierno y ministros de Gobernación e Instrucción Pública, envío que debió ser masivo según nota informativa del Ministerio de Instrucción Pública. Los médicos, también reaccionaron apoyando las pretensiones de los practicantes, mediante escritos de la Federación Nacional de Colegios de Médicos y de algunos médicos a título individual.

Conclusiones: Los practicantes de España, apoyados por los médicos, se opusieron a la Real orden de 24 de febrero de 1927, que entendían creaba definitivamente a la enfermera titulada, profesional y técnica, y le otorgaba casi las mismas funciones que los practicantes. Basaron su oposición por creer innecesaria a la enfermera al existir ya los practicantes, por generar un dualismo de funciones –enfermeras y practicantes con las mismas funciones-, y por la desproporción de gastos y facilidad para obtener uno y otro título. Para mostrar su oposición, reaccionaron con escritos en las revistas de sus colegios provinciales, entrevistas con ministros y envío masivo de telegramas a estos, pidiendo al Gobierno se derogase la Real Orden o en su defecto, se considerase a la enfermera como un auxiliar sanitario distinto del Practicante y de inferior conceptuación científica y categoría, quedando reducida a simple auxiliar “mecánico” o elemento auxiliar del médico cerca del enfermo, con la única misión de prestar cuidados y asistencia asidua y continuada a la cabecera del enfermo, y ejecutar las prescripciones facultativas de carácter secundario, quedando reservada para los practicantes la “asistencia técnica auxiliar” al médico, y las visitas al enfermo solo para ejecutar las prescripciones médicas. Para resolver este conflicto, los practicantes propusieron la creación de un único auxiliar de la función médica refundiendo a las enfermeras, matronas y practicantes en una sola figura que se denominaría Auxiliar de Medicina y Cirugía.

Trabajo completo publicado en el libro de actas de dicho congreso:

Calvo-Calvo Manuel Ángel. La reacción de los colegios oficiales de practicantes a la creación de la enfermera titulada en 1927. En: Álvarez Nebreda, Carlos; Hernández Martín, Francisca J, editores. El asociacionismo en la enfermería y su influencia en el desarrollo de la profesión: 150 años de historia del Colegio de Enfermeras de Madrid (1862-2012). Madrid: Colegio Oficial de Enfermería de Madrid; 2013. p. 383-389. ISBN 978-84-695-7028-9
Enlace al texto completo:
https://www.researchgate.net/publication/241190803_La_reaccin_de_los_colegios_oficiales_de_practicantes_a_la_creacin_de_la_enfermera_titulada_en_1927